Poco a poco empiezo a escudriñar en el archivo fotográfico que he producido den Moscú, en sus calles, donde acompañado de mi compacta y de la discreción que me ofrecía, pude con silencio y gozo, fotografiar en las calles, sin que ya, mi llamativa corpulencia y encima una cámara gigante, fueran más escandalosas y no me permitieran trabajar a gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.