Ya te dice, que está en plena pubertad, que tiene un día bueno, uno regular y uno malo y que debo de entenderlo jajajajajaja … acto seguido, la madre le da una camiseta y ni corto ni perezoso, dice que ya no le gusta que parece un «PRESO» y aparece de esta guisa… en fin… SIGAMOS….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.